AMS - Centro Médico del Ejercicio

Blog

Hipopresivos y ejercicios Kegel: Cómo fortalecer el abdomel sin dañar el suelo pélvico

Los ejercicios hipopresivos. Muchas son las celebrities que los han realizado después de sus partos y luego han hecho eco de sus resultados y han hablado de esta práctica en sus redes sociales, televisión, etc. Por lo que hoy en día, son bastante conocidos y demandados por un gran porcentaje de mujeres. 

La gimnasia abdominal hipopresiva fue creada por Marcel Caufriez en los años 80. Consiste en un ejercicio que se realiza combinando una apnea con posturas que favorecen la contracción involuntaria de la musculatura abdominal y el suelo pélvico. Su creador observó a muchas mujeres que querían recuperar su forma física después de dar a luz y que, al realizar abdominales clásicos (crunch) empeoraban sus síntomas de suelo pélvico. En ese contexto, si comparamos los hipopresivos versus abdominales crunch, está claro que los hipopresivos son más efectivos. Aumentan el tono de la musculatura abdominal y el suelo pélvico un 60% y la fuerza un 40% (realizando los ejercicios durante 6 meses al menos 3 veces a la semana). 

Sin embargo, existen otros métodos para fortalecer el abdomen sin dañar el suelo pélvico, y con algunos métodos es necesario menos tiempo para ver los resultados. En el posparto se puede trabajar la musculatura abdominal con muchos más ejercicios específicos, entre ellos los que favorezcan la estabilización. 

También está muy extendido el uso de los hipopresivos para la prevención y el tratamiento de las disfunciones de suelo pélvico. Ya antes de los hipopresivos existían los ejercicios que contraen la musculatura del suelo pélvico voluntariamente. Se suelen llamar Kegel por el médico que los desarrolló en los 40 para sus pacientes en el posparto, Arnold Kegel. 

Según la evidencia científica los ejercicios Kegel siguen siendo más efectivos para el tratamiento de la incontinencia urinaria y los prolapsos. Los estudios que los comparan con los hipopresivos demuestran que las contracciones voluntarias dan mejores resultados y en un periodo más breve de tiempo. 

Esto no quiere decir que los hipopresivos no sean efectivos, sólo que la evidencia científica ve, a corto plazo, mejor los ejercicios Kegel. Los hipopresivos son más difíciles de realizar, y al ser necesaria una apnea de más de 15 segundos para empezar a notar el reclutamiento de fibras musculares, muchas mujeres no consiguen fortalecer su suelo pélvico con ellos, aunque sí ascienden las vísceras. 

¿Por qué tiene entonces tantos seguidores esta disciplina? Pues porque los hipopresivos, si se realizan correctamente y con regularidad, mejoran la postura, algo fundamental para que el abdomen y el suelo pélvico se contraigan correctamente. A largo plazo, si una persona hace muchos ejercicios Kegel pero no trabaja su postura, volverá a tener problemas de suelo pélvico al cabo del tiempo.  

En AMS recomendamos un tratamiento específico según la actividad física de la paciente, el tiempo que tiene para venir a consulta, o para realizar los ejercicios en casa. Si crees que necesitas mejorar tu postura, fortalecer tu abdomen o tu suelo pélvico, nuestro equipo puede ayudarte. 

Elena Olmo

Fisioterapeuta especialista en disfunciones del suelo pélvico de AMS Centro Médico del Ejercicio

noticias relacionadas

Estudio experimental del uso del complemento alimenticio CARTICURE® en pacientes deportistas

Estudio experimental del uso del complemento alimenticio CARTICURE® frente a placebo como suplemento nutricional en deportistas con presencia de condropatía rotuliana

Saber más