AMS - Centro Médico del Ejercicio

Blog

Cómo cambiar los hábitos para mejorar la salud

Carmen es paciente de AMS Centro Médico del Ejercicio en Málaga desde hace años pero no fue hasta mayo de 2020 cuando decidió tomarse en serio el cambio en sus hábitos de vida, con el fin de mejorar su salud. Comenzó a venir asiduamente al programa de ejercicio AMS en el que está y a darle prioridad a su nutrición de forma consciente.

Un año después puede decir orgullosa que lo ha conseguido, y nos cuenta cómo ha sido el proceso en su cambio de vida. Esperamos que os sirva de motivación y evidencia de que cualquier cambio es posible con esfuerzo, constancia y contando con un equipo profesional que te guíe y acompañe en el camino.

AMS: Hola Carmen, cuéntanos ¿Cómo llegaste a AMS?

CARMEN: ¡Hola! Pues llegué a AMS a través de mi endocrino y las sesiones de fisioterapia que recibí aquí por dolor de espalda y cuello, prácticamente continuos. Llevaba desde mi adolescencia luchando contra la obesidad y sus consecuencias en la salud, pero nunca había llegado a poner auténtico remedio a ello.

AMS: ¿Cómo eran tus hábitos en cuanto a la práctica de actividad física y nutrición, antes de AMS?

CARMEN: Bastante malos. Nunca hacía ejercicio y comía lo que quería sin ningún tipo de conocimiento ni control sobre mi alimentación. Vivía una vida muy sedentaria, con la excusa de “no tener tiempo para el ejercicio por culpa de los estudios”, no cuidaba las comidas y picoteaba mucho entre horas. En definitiva, ¡un auténtico desastre!

AMS: ¿Qué objetivos tenías cuando decidiste empezar un programa en AMS?

CARMEN: Buscaba mejorar mi salud, tanto física como mental. Con tan solo 23-24 años ya padecía de SOP y resistencia a la insulina, así como dolor de espalda y cuello prácticamente de forma diaria, y no era capaz de seguir el ritmo de mis amigos o mi pareja cuando íbamos de senderismo o simplemente de paseo.

AMS: ¿En qué programa de ejercicio estás? ¿Cuánto tiempo llevas?

CARMEN: Estoy en el programa AMS, y realizo consultas periódicas con Rocío para mejorar mis hábitos nutricionales. Llevo en AMS varios años, pero no fue hasta mayo del año pasado cuando empecé a venir de forma asidua (3 días en semana). Tras la pandemia y una vez que acabé la carrera e iba a empezar a trabajar, pesaba casi 100 kg y era incapaz de subir unas escaleras sin cansarme, ¡y eso tenía que cambiar!

AMS: Cuéntanos un poco tu camino con el cambio de hábitos: etapas por las que hayas pasado y sensaciones…

CARMEN: Como he comentado antes, llevo desde mi adolescencia luchando contra el sobrepeso y la obesidad, pero nunca había hecho nada para solucionarlo. Seguía sin realizar ejercicio físico y sin alimentarme adecuadamente. Había hecho intentos de realizar ejercicio en casa, de ponerme a dieta… y siempre fracasaba. Cuando acudí a mi endocrino en busca de guía en el proceso de pérdida de peso, hicimos una adaptación alimentaria adecuada a mis problemas hormonales y que me ayudara en la pérdida de peso, y me decidí a entrenar asiduamente para aumentar mi masa muscular. Desde mayo del año pasado, entreno unos 3 días en semana durante 1h15min y cuido mi alimentación, guiada también por Rocío, que me ha enseñado mucho sobre alimentación, y que se puede mejorar la composición corporal ¡sin pasar hambre y disfrutando! Al principio era duro, me costaba terminar los entrenamientos y tenía muchas agujetas… Pero poco a poco fui ganando fuerza, fui sintiéndome más ágil y más fuerte, y empecé a notar que me encontraba mejor en mi día a día: podía seguir el ritmo de mi novio y mis amigos, podía subir escaleras sin tener esa sensación de ahogo, podía comprarme ropa en tiendas de moda, me sentía generalmente más feliz y mis analíticas mejoraron mucho en cuanto a alteraciones hormonales, ¡eran todo ventajas!

AMS: ¿Qué ha sido más difícil, cambiar tus hábitos alimenticios o tus hábitos de ejercicio?

CARMEN: Supongo que las dos han sido igual de difíciles de implementar. Me gusta mucho comer y nunca  había hecho ejercicio por el simple gusto de hacerlo. Ahora me gusta alimentarme con conciencia pero disfrutando, y el deporte se ha convertido en mi vía de escape. Ir a entrenar es mi momento favorito del día, me sirve para despejarme de las preocupaciones del día a día y me ayuda a sentirme más fuerte, más realizada y salgo siempre con un buen chute de energía de los entrenamientos. ¡Ahora la semana que tengo que entrenar menos por el trabajo es la semana que más cuesta arriba se me hace!

AMS: ¿En qué momento te diste cuenta de que habías conseguido cambiar tus hábitos, y que ya era algo que formaba parte de ti?

CARMEN: Cuando empecé a notar que toda la ropa se me quedaba grande y que ya no sentía impulsos constantes de ir a picotear entre horas, me empecé a dar cuenta de que el cambio estaba siendo real. Me levantaba con ganas de entrenar, incluso los días en los que al volver del trabajo estaba cansada, porque sabía que eso me iba a animar mucho. Disfrutaba cocinando y aprendiendo sobre la calidad de mi comida, buscando alternativas más saludables pero también muy ricas. Cuando me empecé a dar cuenta de que los dulces que tanto me gustaban antes ahora me sabían excesivamente dulces y no me gustaban, sabía que ese cambio estaba siendo real.

AMS: ¿Con qué te quedas de lo aprendido a lo largo de este camino?

CARMEN: Sentir que me iba superando día a día ha sido muy satisfactorio para mí, pero sentirme más sana y más fuerte es lo mejor de todo esto. Paso muy buenos momentos entrenando, me gusta retarme para hacer cada día ejercicios más complejos y que me exigen más. Me quedo con todo lo que sé ahora sobre alimentación saludable, con los buenos momentos con mis entrenadores y compañeros y con la satisfacción del trabajo bien hecho.

AMS: ¿Qué sigue ahora? ¿Qué próximos objetivos tienes?

CARMEN: ¡Ahora hay que continuar! Esto es ya un nuevo modo de vida, comparo cómo me sentía con 26 kilos más y estoy más que segura de que ya no hay vuelta atrás. Ahora el objetivo no es solo perder peso, es continuar mejorando mi salud, volverme más fuerte y seguir siendo así de feliz con los logros conseguidos de la mano de los mejores profesionales.

noticias relacionadas

La importancia del ejercicio terapéutico en lesiones del tren inferior

El ejercicio terapéutico desempeña un papel fundamental en la rehabilitación de lesiones localizadas en el tren inferior.

Saber más

Lesión SLAP: Causas, Diagnóstico y Tratamiento

El SLAP (Superior Labrum Anterior to Posterior) es una patología que afecta a la articulación glenohumeral produciendo dolor al realizar movimientos repetitivos.

Saber más